Emotiva dedicatoria póstuma a la profesora Islia Rosado López

La comunidad sagradeña honra la memoria de uno de los pilares del programa de Trabajo Social en nuestra Universidad.

 

Información Suministrada

El pasado jueves 18 de octubre de 2018, como parte del Mes de Trabajo Social, en una emotiva ceremonia la facultad y estudiantes del Programa de Trabajo Social y la FIEHS rindieron homenaje póstumo a la Profa. Islia Rosado López, quien fuera catedrática de nuestra Universidad y una incansable y comprometida líder del trabajo social en Puerto Rico.

Las profesoras Amelisse De Jesús y Jelitza Soto develaron la placa conmemorativa que ahora da su nombre a la Sala de Reuniones del Programa de Trabajo Social.

La catedrática Islia Rosado laboró en Sagrado desde el año 1979 hasta el momento de sus deceso, siendo pilar de este importante programa académico.

Foto suministrada.

A través de su carrera propició el proceso de acreditación del programa Trabajo Social con el Concil on Social Work Education, fue Coordinadora del Programa, asesora académica, propulsora de la creación de la Asociación de Estudiantes de Trabajo Social y profesora en todos los cursos de esta concentración mayor.  Además, fungió como directora del Departamento de Ciencias Sociales, colaborando, además, en múltiples gestiones académicas y administrativas de nuestra institución.

“Siempre abierta al avance, a la innovación y al amor por la justicia, podemos decir que Islia fue una persona irreverente.  Lo fue porque al tener la justicia y la verdad como norte, no permitía la cabida de dobleces, complacencias, acatamientos ideológicos exentos de cuestionamientos, análisis y ponderaciones. Por eso pudimos ver su capacidad para trabajar, dialogar, colaborar con distintos grupos sociales, religiosos, culturales sin claudicar sus creencias, su honestidad intelectual y moral”, compartió la profesora Jelitza Soto.

Islia Rosado López, persona solidaria, noble, alegre, creativa y audaz.  Honramos a la gran maestra, trabajadora social y abogada, defensora incansable de los derechos de las mujeres y la niñez.  ¡Siempre será recordada! Descanse en paz.