(Español) Sagrado recibe a estudiantes voluntarios de New York

Sorry, this entry is only available in European Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Con brazos abiertos, el Centro para el Desarrollo del Voluntariado (CDV) y la Universidad del Sagrado Corazón (USC) recibieron al grupo de estudiantes Ozanam Scholars de la Universidad de Saint John’s en Nueva York, quienes dedicaron dos semanas de trabajo voluntario en diferentes organizaciones sin fines de lucro de Puerto Rico.

Los voluntarios participando con la Asociacion Pro Juventud en Cataño. Foto Suministrada

Por David Lugo Robles
Centro para el Desarrollo del Voluntariado
Redes sociales @Voluntariadopr

El ser voluntario es una vocación que emana del corazón. Es un llamado que nos conduce a la solidaridad en la justicia y la paz. Con esto en mente, el Centro para el Voluntariado de la Universidad del Sagrado Corazón recibió 24 voluntarios del programa de Ozanam de la Universidad de St. John en New York. Los estudiantes brindaron 1,137 horas de trabajo comunitario, mientras exploraban el significado de diferentes temas relacionados con la justicia social.

Su travesía comenzó con una serie de orientaciones sobre el apoyo que la USC da a comunidades desventajadas y los problemas de justicia social en Puerto Rico, además de conocer a las diversas organizaciones con las que estarían trabajando durante su estadía en la Isla.

Los estudiantes realizaron una variedad de tareas en diferentes instalaciones de esta organización en Hato Rey, Río Piedras, Bayamón y Juncos. Foto Suministrada

La primera organización en recibir a los voluntarios de St. John fue Iniciativa Comunitaria. Los estudiantes realizaron una variedad de tareas en diferentes instalaciones de esta organización en Hato Rey, Río Piedras, Bayamón y Juncos. Una de las experiencias que más cerca tocó los corazones de los voluntarios, fue su participación en Operación Compasión.

Este proyecto consiste en rondas nocturnas para entregarle a adictos y otras personas sin hogar, artículos de primera necesidad y comida. Otros servicios como limpieza de úlceras y bebidas son provistos en la zona urbana de Río Piedras. Para ellos, un abrazo y una persona con quien hablar es lo más importante. Entre cantos de salsa, historias de corazones rotos y lágrimas, los voluntarios compartieron su experiencia con los participantes. Conociendo más de cerca una comunidad marginada e invisible de la sociedad y su lucha diaria por sobrevivir.

Otras de las organizaciones fueron el Banco de Alimentos en Bayamón, la Asociación Pro-Juventud en Cataño y la Comunidad Buena Vista, como parte del Proyecto ENLACE del Caño Martín Peña en Santurce.

Empacando y almacenando Banco de Alimentos. Foto Suministrada

En el Banco de Alimentos, los voluntarios lograron clasificar y almacenar comida donada y preparar las bolsas de comida para niños participantes de programas como la Mochila Alegre. En adición, remozaron y rehabilitaron las instalaciones del Centro de Actividades de la Comunidad Buena Vista del Caño Martín Peña. Completaron su experiencia de servicio, participando de un día de juegos con personas de la tercera edad en la Asociación Pro Juventud de Cataño.

Este esfuerzo voluntario se traduce en $12,950 en costos evitados por 4 organizaciones sin fines de lucro puertorriqueñas.

Cabe destacar que la experiencia fue de gran aprendizaje para los estudiantes de St. John, quienes en sus testimonios expresaron que no olvidaran el cariño y carisma de los puertorriqueños, las nuevas amistades que forjaron y las experiencias vividas en sus actividades de servicio voluntario.