“La enfermería es una profesión de vocación”

Estudiantes del Programa de Enfermería a Distancia continúan su misión social.

Por Marla Figueroa Ramos
Comunicaciones Integradas

Un intenso aguacero, el verdor de las montañas, las residencias sin techo y las veredas de difícil acceso acompañaron el camino de hora y media hasta llegar a Yabucoa.

Allí en el sureste del país, los estudiantes del Programa de Enfermería a Distancia de Sagrado junto con integrantes de University of Minnesota Medical School, representantes de Priester Foundation, psiquiatras, psicólogos, alumnos de medicina, trabajadores sociales y líderes comunitarios llegaron a la zona cero del huracán María.

El grupo de seis sagradeños liderado por las profesoras Aixa Quijano y Madeleine Henna visitó un sector compuesto por 14 familias de la comunidad del barrio Tejas. Durante su labor los enfermeros identificaron pacientes en riesgo, tomaron signos vitales, señalaron casos que requerían atención, hicieron recomendaciones e informes por familia y brindaron el tan necesario apoyo emocional que requieren estas comunidades.

Foto suministrada. Integrantes del Programa de Enfermería a Distancia durante su visita a Yabucoa.

“Me impactó muchísimo que dentro de la gran necesidad, tanto los residentes como los líderes comunitarios nos recibieron con amor y amabilidad. Es impresionante ver familias con personas con discapacidad que al vernos comenzaban a llorar, fue un proceso muy emocional. Hay mucho por hacer”, comentó la estudiante Alena Díaz de la Nuez, residente del estado de Florida.

Yabucoa, que a más de 250 días del paso del fenómeno atmosférico espera por el restablecimiento total del servicio de energía eléctrica, ha tenido recientemente un alza de problemas de salud mental.

No obstante, los enfermeros destacaron y reconocieron la resiliencia y valía de las familias puertorriqueñas del interior del país. Estos ciudadanos, aún enfrentando situaciones de dificultad prolongadas, como la falta de electricidad, se han ayudado mutuamente para sobrellevar un escenario complejo. Asimismo, los sagradeños resaltaron la función de los líderes comunitarios que se han esforzado por llevar recursos y mejorar el panorama de las comunidades.

Foto suministrada. Equipo salubrista escucha las inquietudes de las familias en Yabucoa.

“Esta experiencia fue de mucho aprendizaje en donde nos sentimos contentos de poder ayudar a otras personas y aplicar nuestros conocimientos. Es necesario llevar este tipo de iniciativas a otras comunidades, hacerlas intensivas y extensivas para otros sectores, intervenir y seguir ayudando. Estamos comprometidos con esta causa”, expresó Alexander Leyva, residente de la ciudad de Miami.

El trabajo y profesionalismo de los sagradeños fue reconocido como uno de excelencia, de manera que su servicios fueron elogiados y solicitados para futuras visitas.

“Los estudiantes hicieron una labor salubrista y humana increíble. Demostraron su experiencia y llevaron ese toque terapéutico y esperanzador tan necesario en estos momentos, demostrando una vez más que la enfermería es una profesión de vocación, proviene del corazón”, concluyó la profesora Henna.

 


Entre los estudiantes que participaron de la actividad se encuentran Maritza Fullerton, Luis Carlos García, Alena Díaz de la Nuez, Dagoberto Marquez, Beatriz Rodríguez y Alexander Leyva.