Escucha con el corazón

“Habla con tus manos, escucha con tu corazón” recoge el tema de inclusión de la comunidad sorda y oyente desarrollado por estudiantes del Programa Graduado en Comunicación con especialidad en Relaciones Públicas.

“Habla con tus manos, escucha con tu corazón”. Foto: Héctor Camacho

Por Dra. Wanda Del Toro
Programa Graduado en Relaciones Públicas

“Habla con tus manos, escucha con tu corazón” recoge el tema de inclusión de la comunidad sorda y oyente que desarrollaron las estudiantes Frances Lee Flores Vélez, Karla Michelle Rodríguez Hornedo, Lillian Román Roldán y Carla Pérez Paz del Programa Graduado en Comunicación con especialidad en Relaciones Públicas, constituidas bajo la firma INmedia Communications, para Hands Performance Crew (HPC).

“Habla con tus manos, escucha con tu corazón”. Foto: Héctor Camacho

Esta es la única compañía artístico-teatral de actores sordos que integra intérpretes en sus presentaciones para que las representaciones sean accesibles a sordos, sordos parciales y oyentes. En el 2012 recibió el Diploma de Reconocimiento por la UNESCO[1].

La campaña de relaciones públicas para HPC tiene como metas el reconocimiento de la entidad en sus 25 años de servicio y allegar recursos económicos y voluntarios. Es una aportación a la concienciación de la sociedad puertorriqueña, universidades y empresas para darle visibilidad a la comunidad sorda, la cual sobrepasa los 150,507.[2]

Los reclamos de la comunidad sorda enfocan en combatir la invisibilidad e insensibilidad a sus necesidades de comunicación, educación y acceso a los servicios públicos.

En Puerto Rico existen tres[3] leyes principales para crear conciencia sobre las necesidades de la comunidad sorda. Disponen que haya intérpretes de lenguaje de señas en las agencias gubernamentales, en los medios de comunicación y dondequiera que los sordos requieran de información y servicios.

No obstante, la presencia de intérpretes de lenguaje de señas es casi inexistente, por ejemplo, en los noticiarios de televisión, escuelas, universidades, tribunales, hospitales, centros comerciales y otros.

Este sector de nuestra sociedad consume productos y servicios, tiene aspiraciones y sueños como el sector oyente. HPC tiene como meta motivar a los jóvenes sordos a estudiar y convertirse en profesionales que aporten a la sociedad mientras trabajan por cerrar la brecha entre la comunidad sorda y oyente.

En la presentación de fin de curso celebrada el 6 de abril, estuvo presente el fundador y director de HPC, Edgardo Figueroa USC’05, graduado de Comunicación.

Su condición auditiva le llevó a fundar la organización en el 1992 bajo el nombre, Teatro Jóvenes Sordos Puertorriqueños, con el propósito de desarrollar y enriquecer la vida cultural de este sector olvidado en nuestra sociedad.

Para el 2009, la entidad se reorganizó con su nombre actual, que representa el enfoque inclusivo de sordos, sordos parciales e intérpretes en la búsqueda de trato igual y el desarrollo máximo de sus habilidades a través de las artes.

También estuvo presente la junta directiva de HPC: Abdiel Reyrez, presidente; Celimar Rivera, vicepresidenta; Ángel Ortega, tesorero; Josefina Belaval, secretaria. Cabe destacar que Josefina es nieta de don Emilio S. Belaval, cuyo nombre honra la sala teatral de Sagrado.

Entre los voluntarios presentes estuvieron José de Jesús, intérprete y subdirector de Servicios Orientados al Sordo, Inc. (SOS) y Raquel Joan López Oliver USC’15, egresada del Programa Graduado en Comunicación con especialidad en Relaciones Públicas, quien estudia el lenguaje de señas y nos sirvió de enlace con HPC.

[1] Organización de las Naciones Unidas para la Educación, las Ciencias y la Cultura (UNESCO, por sus siglas en inglés)

[2] Cifra del 2015 de la American Fact Finder & Public Use Microdata Sample del Censo de los Estados Unidos

[3] Ley Núm. 136 del 1996, Ley Núm. 121 del 2002 y Ley Núm. 181 del 2014