¡Casa llena! La comunidad sagradeña recibe a Esmeralda Santiago

La reconocida escritora compartió sus memorias con el público.

Por Marla Figueroa Ramos
Comunicaciones Integradas

“La vida es una jornada”.

En un ambiente ameno, lleno de camaradería y emoción la destacada escritora puertorriqueña Esmeralda Santiago participó de las Jornadas de la Memoria en Sagrado.

Las Jornadas surgen como parte de una propuesta cultural presentada a la Fundación Puertorriqueña de las Humanidades con el objetivo de crear actividades que impacten la comunidad a través de esta disciplina.

“Siento una alegría bien tremenda de poder estar aquí, siento que soy parte de Sagrado, siempre que llego es una acogida muy linda. Me hacen sentir como en casa y estoy muy emocionada de poder compartir con ustedes”, comentó ante los presentes la escritora.

Santiago participó del conversatorio Los caminos de la memoria en el que compartió con el público experiencias familiares, su estrecha relación con su madre, la migración de puertorriqueños hacia la ciudad de Nueva York y la importancia de la identidad cultural en la diáspora puertorriqueña.

“Luego del huracán vimos cómo los puertorriqueños fuera de la isla dijimos presente y nos levantamos para ayudar a nuestros hermanos”, añadió.

De igual modo, la escritora habló de la relación entre sus libros y la memoria literaria porque en esta presenta su niñez, adolescencia, desarrollo académico y cómo se adentró a una cultura diferente a la suya.

“Yo no soy historiadora pero escribo a través de las memorias sobre la historia de Puerto Rico, trato de captarla antes de que se olvide, antes de que desaparezca”, comentó.

Durante la actividad hubo un interesante diálogo en el que el público le preguntó a Esmeralda sobre sus libros, su proceso de escritura, las fuentes de inspiración y consejos para los noveles escritores del país. Tanto profesores, estudiantes e invitados disfrutaron de las recomendaciones de la escritora y la jovialidad con la que abordó los diferentes temas.

“La inspiración llega cuando tú menos te lo esperas, por eso es importante tener una libreta siempre contigo. Sin embargo, cuando no llega la inspiración hablo con mis amigos, escucho música, doy una caminata y leo. Para un escritor la lectura tiene que ser esencial. Yo no sabía que iba a ser escritora, pero sí que sería una lectora toda mi vida”, concluyó.