Éxito total La dama del alba en Sagrado

Ante casa llena, el Teatro Emilio S. Belaval se convirtió en el escenario de la obra La dama del alba del escritor español Alejandro Casona.

Por Marla Figueroa Ramos
Comunicaciones Integradas

Un talentoso elenco de estudiantes del programa de Teatro cautivó al público con la presentación de La dama del alba. La combinación de elementos como el mistisimo, tragedia y humor fueron realizados de manera efectiva logrando así la conexión con los espectadores.

Este texto, escrito en el 1944, muestra el cambio de la dinámica familiar ante el fallecimiento de una de las hijas de la casa. Un dato interesante de esta historia es que la muerte es representada como una mujer joven y hermosa, que está condenada a ser una peregrina que va por los poblados tomando la vida de las personas.

Algunos temas que pudieron identificarse en esta pieza fueron:  la percepción que tiene el ser humano de la muerte, el rol de la mujer, el suicidio, el amor, la reputación y el papel de la sociedad entre otros. Asimismo, se resaltaron aspectos poéticos y metafóricos como la imagen del puente, el río, la muerte y la llegada de Adela a sustituir la vida de la hija desaparecida, Angélica.

El evento contó con la participación de integrantes del Taller de Montaje, Diseño de Iluminación y Técnicas en Tramoya, Luces y Sonido, que se ofrecen como parte del programa de Teatro de la Facultad Interdisciplinaria de Estudios Humanísticos y Sociales(FIEHS); y del programa de Producción y Mercadeo de Eventos de la Facultad de Administración de Empresas.

“Las presentaciones de La dama del alba fueron el resultado del arduo trabajo de los estudiantes y profesores. Este equipo demostró un gran nivel de resiliencia al completar con excelencia el montaje de la obra durante un semestre retante”, comentó Alfredo Nieves, director de la Facultad Interdisciplinaria de Estudios Humanísticos y Sociales (FIEHS).

La exposición se destacó por el profesionalismo y balance entre el dramatismo y recursos cómicos traídos a escena por las acertadas intervenciones de personaje como la caminante y la vieja sirvienta Telva. Las interpretaciones del abuelo, la madre, Adela, Martín y los niños lograron completar con éxito la pieza.

“Felicitamos a todos los estudiantes y profesores que formaron parte de este proyecto. Además, agradecemos a todos los colegas de la Facultad y administración de nuestra Universidad por el apoyo en los diversos aspectos de producción”, añadió Nieves.

La dirección escénica estuvo a cargo de Idamaly Jiménez, el diseño de escenografía de José Manuel Díaz, la iluminación fue de Eduardo Bobrén y la dirección técnica de Javier “Cholo” Echevarría.