Un sagradeño en Londres

José Rolón, estudiante de Periodismo, decidió pasar su verano fortaleciendo sus destrezas en inglés, en Londres, una de las ciudades más visitadas del mundo.

Foto suministrada.

Por José Rolón
Estudiante de Movilidad Estudiantil

Hay oportunidades que solamente se presentan una vez en la vida y se tienen que aprovechar.

Foto suministrada.

El 31 de mayo de 2018, me dirigí al Aeropuerto Internacional Luis Muñoz Marín, donde comencé un largo viaje, sin saber, que se convertiría en una de las mejores experiencias de mi vida. Un día después, me recibió la ciudad más grande de Europa, Londres. Allí en medio de monumentos históricos rodeados por el río Támesis buscaría ampliar mis conocimientos sobre el idioma inglés.

Welcome to United Kingdom! Here is your passport, fueron las palabras de la oficial de inmigración que me otorgó la visa para la entrada al continente europeo, en el Aeropuerto Internacional de Gatwick en Londres. Así dio inicio esta aventura, lo que más adelante se ha convertido en una experiencia de desarrollo personal y cultural.

El 1 de junio de 2018, tuve un primer día de clases totalmente distinto al que he estado acostumbrado. Esta vez la expectativa no era saber si estaría con mis compañeros y compañeras de siempre en el salón, sino saber si me iba a poder comunicar con personas de otras nacionalidades cuyo idioma principal no era el español. Efectivamente, desde el primer día pude entablar conversaciones con alumnos y alumnas con el mismo interés de aprender y conocer nuevas culturas.

Foto suministrada.

Con el pasar de los días, confirmé que no fue en vano viajar tan lejos. Ir a otro lugar, puede ser la oportunidad para confirmar que hay personas con tus mismos deseos de triunfar y dejar un legado en su nación. Además, tener la certeza de que en cada rincón del mundo hay un espacio para ti.

Londres me ha regalado una familia extendida. He conocido personas de Tailandia, México, Italia, Turquía, Chile, Australia, Uzbekistan, Arabia Saudita, Brasil, entre otros países con costumbres y tradiciones muy distintas a las de Puerto Rico, lo que me ha permitido valorar mi cultura y la de los demás.

Otra experiencia que me ha brindado este viaje es la oportunidad de visitar lugares históricos que solo había visto en fotos.

Observar el London Bridge, el Big Ben, el Buckingham Palace, entre otros monumentos importantes de la cultura inglesa me ha dado la certeza de que cuando uno tiene una meta hay que trabajar duro para poder lograrla y disfrutarla.

Foto suministrada.

Le recomiendo a todo estudiante que esté pensando en este tipo de programa cultural, que se atrevan y lo hagan.

No importa si es un mes, seis meses o un año. Siempre y cuando lo vivan con la mejor actitud posible, será una experiencia de mucho aprendizaje que los ayudará en su futuro académico y profesional.

El próximo semestre llegaré a Sagrado con muchas anécdotas por contar, lleno de nuevas experiencias que recordaré siempre. Pero más importante aún, llegaré con la certeza de que no hay metas que no se puedan alcanzar, solo hay que trabajarlas y materializarlas.

 

 


Para información detallada y orientación sobre esta y otras experiencias de movilidad puedes comunicarte a global@sagrado.edu.  Recuerda seguirnos en las redes sociales Facebook e Instagram @Sagrado Global para que te enteres de las últimas noticias acerca de movilidad estudiantil.