Se alzan los Delfines en el Campeonato de Natación

Los delfines se dejaron sentir en la piscina del Albergue Olímpico en el Campeonato de Natación de las Justas de la Liga Atlética Interuniversitaria (LAI). Luego de meses entrenando cosecharon un saldo de catorce medallas, entre ellas tres preseas doradas por Fátima Flores.

“Esta es una nueva cepa, estamos volviendo a nacer y lo estamos haciendo con mucha honra”, dijo Mari Batista, directora atlética de Sagrado. Foto: Héctor Camacho

Por Nicole Ortiz Marrero
Estudiante de periodismo

“Vamos, Fátima”, “Sigue ahí, Joey”, “Cherly, te amo”, en un mar de camisas vino y bambanes amarillos, el apoyo a los atletas sagradeños se escuchaba por todas las gradas. Por tres días consecutivos, la piscina del Albergue Olímpico, en Salinas, fue testigo de la fuerza y el corazón de un delfín.

Los sagradeños lograron su cometido al adquirir catorce preseas, a pesar de quedar en la quinta posición del campeonato femenino, y en la sexta en el masculino.

Fátima Flores conquistó tres medallas de oro, dos de plata y una de bronce durante el Campeonato de Natación de las Justas de la LAI. Foto: Nicole Ortiz

Rompiendo el hielo en el primer día de competencia fue Fátima Flores, quien, con su dulce sonrisa y concentración, conquistó los 1500 metros libres. Con facilidad y sin competencia, Fati, como la conocen cariñosamente sus amigos, se lanzó y dominó a sus contrincantes en el agua, donde mantuvo una ventaja amplia durante todo el trayecto y logró la primera presea dorada para el equipo sagradeño.

Añadió dos oros más a su primera medalla, esta vez en las competencias de los 800 y 400 metros libre, demostrando así su agilidad para los eventos de largas distancias. Fátima también ganó dos de plata en los 200 metros libre y 400 metros combinado.

El segundo nadador en lanzarse a la piscina fue José Gadea, quien compitió en el 1500 libre masculino y obtuvo medalla de bronce. El tercero fue Cherly Sanchéz, quien alcanzó dos preseas bronceadas en los 200 metros dorso y 200 metros libre.

En su primer día de competencia, los delfines además ganaron medalla de bronce en el 4×200 metros libre masculino y femenino.

“Hemos sido muy efectivos, esta es una nueva cepa, estamos volviendo a nacer y lo estamos haciendo con mucha honra. Rendimos como esperamos y el año que viene lo haremos muchísimo mejor”, defendió la directora atlética de Sagrado, Mari Batista.

Esa efectividad de los delfines se extendió al segundo y tercer día donde conquistaron el resto de las medallas que se habían propuesto.

La delfina Keishla Aulet demostró su cría en los 50 metros mariposa para un bronce. Foto: Nicole Ortiz

La delfina Keishla Aulet demostró su cría en los 50 metros mariposa para un bronce. Asimismo, en una carrera sumamente reñida, Cristina Ojeda dejó todo en los 100 metros libre por otro bronce. Mientras Cherly, obtuvo dos medallas más, plata y bronce en los 200 metros mariposa y 200 metros combinados, respectivamente.

Su desempeño en la piscina de Salinas es el mejor ejemplo de lo que podemos lograr con dedicación, esfuerzo y empeño.

¡Gracias delfines por su representación!