Las Delfinas ganaron mucho más que un trofeo

Tras un semestre de múltiples retos y victorias, las Delfinas lograron colocarse, luego de mucho tiempo, en una buena posición en la temporada de baloncesto de la Liga Atlética Interuniversitaria pese a las derrotas en los últimos dos partidos que las privaron de clasificar para semifinales.

Ángeles Virella, durante el partido contra las Pioneras. Foto: Héctor Camacho

Por Angélica D. Serrano Román
Estudiante de Periodismo

Luego del juego decisivo contra las Pioneras de la Pontificia Universidad Católica (PUCPR), el equipo de baloncesto femenino quedó eliminado. A pesar de ello, su entrenador, Pedro González, está muy contento por el desempeño de las jugadoras, ya que solo perdieron tres partidos durante toda la temporada.

Cabe señalar que la PUCPR es un equipo con una trayectoria notable. Aunque el juego más difícil de la temporada, según el entrenador, fue el de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras (UPRRP).

El entrenador Pedro González está muy contento por el desempeño de las jugadoras. Foto: Héctor Camacho

 

Anteriormente, las Delfinas se enfrentaron a la Universidad Metropolitana (UMET), a la Universidad de Puerto Rico, Recintos de Carolina, Humacao, Aguadilla y Bayamón, a la American University (AU), entre otras.

Para Mari Batista, directora del Departamento Atlético, el último partido de cuartos de final, con las Pioneras fue “intenso”. Sin embargo, reafirma que las chicas se merecieron todo lo que lograron, pues clasificaron a la postemporada y a los cuartos de final.

Pudimos haber perdido en el score, pero ganamos mucho más. Las nenas no se quitaron y estoy muy orgullosa del equipo. Si hay alguno que tiene el corazón más grande que otra cosa, es este”, argumentó Batista.

“De esta temporada sacamos chicas maravillosas, un equipo excelente, desde la Presidencia, el Departamento Atlético, mi staff, el trainer y las niñas, que son unos seres humanos especiales. No solo en la cancha, sino que social y académicamente”, comentó González.

Dalimar Cedeño disputa un balón. Foto: Héctor Camacho

Esta es la primera vez que el entrenador dirige a un grupo femenino y asegura que fue una inolvidable, con más deseo y compromiso que otros equipos que tuvo a su cargo.

Las Delfinas crecieron grandemente a lo largo de la temporada, pues al principio se identificaron problemas en la defensa y otras dificultades. Posteriormente, adquirieron confianza, se acoplaron y dieron la milla extra.

Las jugadoras destacadas de la temporada según un análisis de Un solo latir sagradeño (USLS) fueron: Ailin González, jugadora número 7, Ninoshka Febles, jugadora número 19 y Dalimar Cedeño, número 6.

 Por parte de la directora, desea agradecerle a tres estudiantes que terminaron su participación y que “son parte del corazón del equipo”: Kalerie Ortiz, Abigail De la Cruz y Yamariam Maldonado. Asimismo, al dirigente por aceptar el reto.

Sagradeños animando al equipo. Foto: Héctor Camacho

Las sagradeñas lograron mucho más de lo que imaginan, pues unieron a estudiantes, facultad, líderes y miembros de las asociaciones estudiantiles, quienes llegaban hasta la cancha y al son del “bam bam” las apoyaban.

Para la próxima temporada esperan un equipo más maduro y además, afirman que reclutaron muy bien ¡y que el próximo año vienen con más!