Inicia tiempo de reflexión con el Miércoles de Ceniza

Este miércoles iniciamos el tiempo de reflexión y oración de la Cuaresma con el Miércoles de Ceniza.

 

Por Imalay M. Cruz Figueroa
Estudiante de Periodismo

Para comenzar, viajaremos en el tiempo donde te explicaré un poco del contexto de lo que significa el Miércoles de Ceniza donde cada año, los cristianos participan de las costumbres del pueblo hebreo, en donde las personas se cubrían la cabeza de cenizas junto a un paño, de tela áspera, llamado cilicio.  Este simbolizaba una expresión de duelo, penitencia por los pecados cometidos y se aplicaba para pedir misericordia y perdón.

Con estas tradiciones la ceremonia se convirtió en un momento conmemorativo para que las personas recuerden que del polvo son y al polvo volverán. En esta se les impone la ceniza en la frente a las personas como símbolo de penitencia.

Para este acto no hay reglas fijas y depende del ámbito cultural y de las costumbres locales. Por ejemplo, en los países de tradición latina se imponen las cenizas más cerca del cabello que de la frente, mientras que en los lugares  anglosajones se hace una pasta con agua bendita con la que se suele marcar la frente. Puedes tener este símbolo por un tiempo indeterminado hasta que desaparezcan naturalmente o puedes retirarlo al momento de sentarte.

Cubrirse con ceniza tiene el sentido de reconocer la propia fragilidad y mortalidad. Lejos de ser un gesto puramente exterior, la Iglesia lo ha conservado como signo de la actitud del corazón penitente que cada bautizado está llamado a asumir en el itinerario cuaresmal.

Para ser parte de este acto no hace falta ser católico, es decir, todos estamos llamados a participar.  En esta eucaristía acuden muchas personas porque además de la imposición de ceniza es un rito que se realiza solo una vez al año.

“Las personas llegan con mucha disponibilidad para entrar en el tiempo de oración, ayuno y limosna que pide el tiempo litúrgico cuaresmal. Es un momento de reflexión que nos invita a todos”, expresó la Hermana Madeline Ortiz Rivera, quien es miembro de la Pastoral Universitaria.

Otro dato que puede destacarse es que durante la Cuaresma se tiende a estar en ayuno, ya que la Iglesia pide moderación de los alimentos que se ingieren a diario. Según nos comenta la hermana Madeline, las intenciones van ligadas a que quieren que las personas sean conscientes de que muchos países sufren hambre así que piden solidaridad con el hombre.

Las cenizas que se utilizarán a nivel mundial durante esta ceremonia provienen de los ramos de olivo del Domingo de Ramos. Un dato curiosos es que las cenizas que emplean en Sagrado, provienen de las ramas de palmas que están por el campus.

El equipo de Pastoral Universitaria te invita a participar de este Miércoles de Ceniza que se celebrará el 14 de febrero de 2018 con una misa a las 12:00 m. donde las personas tendrán la oportunidad de participar y confesarse antes del evento. Además, a las 5:00 p. m. habrá un acto ecuménico de imposición de cenizas en el vestíbulo de Barat Norte para las personas que no puedan llegar al mediodía. ¡Te esperamos!