Trabajo Social continúa fomentando el liderazgo solidario

Nivya Cruz López, presidenta de la Asociación de Estudiantes de Trabajo Social, comparte su visión de liderazgo solidario.

Nivya, al centro, comparte con compañeros de la Asociación de Estudiantes de Trabajo Social y con la doctora Amelisse De Jesús. Foto suministrada.

Por Marla Figueroa Ramos
Comunicaciones Integradas

“Cuando me rapé la cabeza en una actividad de recaudación de fondos dedicada a la lucha contra el cáncer, volví a nacer. Me conocí a misma y vi cómo a través del compromiso social podemos ser agentes de cambio”.

Para Nivya Cruz López, estudiante del programa de Trabajo Social de Sagrado, la búsqueda de la igualdad y la justicia social son esenciales en el desarrollo de su vida profesional. Y es que a través de sus funciones como trabajadora social detectará, investigará y denunciará escenarios en los que no se cumplan los derechos de los seres humanos.

Foto suministrada.

“Este campo de estudio tiene como base la solidaridad y el liderazgo solidario, son elementos que no podemos olvidar”, expresó Nivya.

La joven comentó que al comenzar sus cursos en trabajo social quedó fascinada con las clases y el currículo integrador y práctico que ofrece el bachillerato. “Trabajo Social es una de las joyas de Sagrado. Es un programa pequeño, pero con un equipo de profesores excelente que te apoya y saca lo mejor de ti. Todos los que llegan quieren quedarse y seguir tomando más cursos”, dijo la estudiante.

Foto suministrada.

Además de realizar trabajo voluntario en diversas entidades como la Asociación Americana Contra el Cáncer y en los centros vinculados a los cursos del Programa, Nivya dedica su tiempo a la Asociación de Estudiantes de Trabajo Social.

La agrupación estudiantil, que luego del paso del huracán María por Puerto Rico cesó sus actividades para afrontar los retos que enfrentaba el país, resurgió con más fuerza en un momento en que la participación de la juventud es decisiva en la sociedad.

Foto suministrada.

“La Asociación es mi primer bebé. Somos un grupo pequeño de 24 estudiantes que nos ayudamos mutuamente y estamos comprometidos con las situaciones que nos aquejan como sociedad. Por ejemplo, este semestre estamos enfocando nuestros esfuerzos en crear conciencia sobre la violencia de género haciendo énfasis en la violencia en contra de mujeres y niños”, comentó la joven.

Según comentó Nivya, ser parte de diferentes grupos y asociaciones ayuda a los estudiantes desarrollar liderazgo y capacidad de trabajo en equipo. “Estas destrezas son sumamente importantes porque nos guiarán al momento de ser la voz de alerta en la diferentes situaciones en donde identifiquemos desigualdad”, añadió.

Foto suministrada.

Sin duda alguna Nivya ejemplifica los valores de la profesión, y promueve las bases y el desarrollo de una sociedad más justa.