Doble gesta en el baloncesto universitario y centroamericano

El baloncesto ha sido la clave para que Pedro González tuviera resultado de oro con el equipo boricua masculino del 3×3 en los Centroamericanos y el cuarto lugar en la liga universitaria, hazaña nunca antes vista en Sagrado.

Foto: Un Solo Latir

Por Angélica Serrano Román
Estudiante de Periodismo, Fotografía, Mercadeo y Sistemas de Justicia

Con 25 años de experiencia en el entrenamiento de baloncelistas, Pedro González Alberty destacó la presea dorada para el equipo puertorriqueño masculino en el 3×3 de los Juegos Centroamericanos y del Caribe Barranquilla 2018 y el alza del equipo sagradeño de cero ganadas a la cuarta posición a nivel universitario en tres años.

Sin frutos en el béisbol, un ‘bolazo’ cambió la vida de González Alberty. Solo faltó una conversación con su padre y una buena estatura, para tomar la decisión de abandonar el parque de pelota y experimentar en la cancha desde sus siete años.

Foto: Deportes Sagrado

Durante su trayectoria atlética fue reconocido como Jugador Más Valioso (MVP, por sus siglas en inglés) en escuela superior y en las categorías menores, con Equipo Todos Estrellas.

“En aquellos tiempos solo reconocían al más que encestaba, por eso tuve que trabajar mucho físico y las tiradas”, dijo el escolta y alero.

Su llegada a la institución fue a raíz de su experiencia en el Departamento de Recreación y Deportes en el 2010, luego de haber realizado un bachillerato en Pedagogía y Educación Física. Al sol de hoy, se cumplen tres años en territorio sagradeño. 

Foto: Deportes Sagrado

Uno de los momentos más destacados de su carrera responden a la medalla de oro por el equipo masculino de baloncesto en el 3×3 en los Centroamericanos, grupo que se formó este mismo año y que entró como disciplina reconocida en el ciclo olímpico. El otro fue lograr que el equipo sagradeño se posicionara dentro de los mejores cuatro equipos de la Liga Atlética Interuniversitaria (LAI) 2018.

“Mi meta es lograr lo que no se ha hecho. La meta es ganar”, añadió el atleta.

González Alberty comentó que el equipo puertorriqueño sufrió una baja durante los Centroamericanos, pero que luego pudieron salir a flote hasta conquistar la presea dorada.

“Nos cancelaron el vuelo, llegamos un día tarde, nos confiscaron los juegos, llegaron sin descansar (los jugadores) y aún así ganaron todos los partidos. Incluso, el último empezó 12 a 2 y los muchachos les sacaron el juego”, dijo.

El baloncelista se define como una persona muy apasionada por lo que hace, empático, que vela por su familia y amigos. “Yo soy un tipo cool… creo”.

Foto: Deportes Sagrado

Manías tenemos todos, pero la más destacada de González Alberty es su manera de hablar. “Siempre estoy hablando alto y encima de ellos, pero no es faltando el respeto, es para que me entiendan, que el mensaje llegue”, señaló entre risas.

No obstante, es la unión y el sentido de pertenencia al equipo que han impulsado al sexteto.

“Pedro vela porque estemos haciéndolo bien dentro y fuera, sea en las clases o en el juego. Ser entrenado por él me enseñó que todavía puedo aprender del  baloncesto y expandir mi conocimiento. Ese juego que se ve bonito y disciplinado, es el que aprendemos aquí”, comentó el jugador en la posición de escolta, Francisco Betancourt, indicando que su entrenador habla de un baloncesto sin ego, de disciplina y con liderato.

Foto: Deportes Sagrado

Asimismo opinó Melvin Millet, quien además de representar los colores vino y dorado, participó de la Selección Nacional de Baloncesto de Puerto Rico U15 y U16, mencionando que para él, estar en un programa exigente y de alto rendimiento, lo motiva a “dar más para hacer más”.

“Pedro ha estado en niveles profesionales, precisamente esos niveles donde muchos de nosotros queremos llegar”, concluyó Millet.