Perros como terapia en Sagrado

Entre risas, abrazos, caricias, fotos y vídeos, los estudiantes que se dieron cita en la Sala de Facultad para asistir al Taller Terapia Canina liberaron el estrés de la semana en compañía de los cariñosos perros de servicio del Dedicated Animals Serving Humans Always (DASHA).

Foto: Néstor Méndez

Por Bedushka Jiménez Nieves
Estudiante de Relaciones Públicas y Trabajo Social

Un animal de compañía puede tener efectos sorprendentes en el estado de ánimo y salud de la gente. Eso comprobaron los sagradeños que asistieron al taller de Terapia Canina, organizado por la Asociación Estudiantil de Psicología en la Sala de Facultad de Sagrado.

Foto: Nicole Ortiz

Cuando Odalis García Colón,  directora y tallerista de DASHA, terminó de explicar los  servicios, beneficios y testimonios sorprendentes, los estudiantes salieron de inmediato de sus asientos para acariciar a los perros, tomarse fotos y vídeos, y hablar con sus dueños.

Me lo quiero llevar, ¡ellos nos dan tanto amor! Son ángeles de cuatro patitas”, expresó entre risas la estudiante de periodismo, Laura I. Pérez, antes de tomarse una foto con uno de los perros de asistencia.

La organización se especializa en ayudar a niños y adultos con necesidades especiales y promueve que tengan más confianza en sí mismos y enfrenten sus mayores desafíos a través de talleres y actividades de confraternización con los canes.

Foto: Nicole Ortiz

Cuando compartimos con los perros nos sentimos en confianza, salimos de la rutina. Ellos nos motivan y nos ayudan a sentirnos mejor”, afirmó García Colón.

Los voluntarios visitan centros de niños no videntes, hospitales de cáncer pediátrico, centros geriátricos, dentales y otras organizaciones.

La información brindada durante el taller no deja lugar a dudas: compartir con los perros tiene efectos muy positivos en la calidad de vida de los pacientes.

Un estudio realizado durante seis meses en una clínica dental, compartido por la organización, confirma los beneficios de esta terapia:

Le tenían miedo a los dentistas (los pacientes), pero al tener los perros a su lado se sentían en mayor confianza. Parte de los resultados que encontramos fueron que los niños necesitaban solo el 50 por ciento de la anestesia y el trabajo se aceleró en un 33 por ciento, ya que no estaban llorando”, detalló la directora.

Otros de los beneficios que puede brindar un perro de terapia son:

  • reducir el estrés
  • reducir la presión arterial
  • desarrollar empatía
  • mejorar la socialización
  • romper con la rutina
  • brindar momentos de alegría y distracción

El DASHA se creó en mayo de 2010 para ayudar a proporcionar perros a niños y adultos con necesidades físicas, mentales y emocionales especiales, incluyendo el autismo.

Es la única organización sin fines de lucro en Puerto Rico dedicada a la formación de perros de servicio y asistencia.

Para mayor información sobre sus programas y/o para ser voluntario pueden visitar su página en www.prservicedogs.org