Raúl Méndez: sagradeño se destaca en Texas

Allí no siempre se siente el calorcito al que estamos acostumbrados en Puerto Rico, pero la pasión con la que realiza su trabajo creativo en la industria de la publicidad, hace que Raúl Méndez U’05, sienta un poco menos difícil la lejanía.

exalua

Por Arelis Marrero
Exalumnos

En Sagrado, Raúl estudió y se graduó de Psicología. En nuestra conversación por Skype, recordó con emoción sus años de estudio y aquellos profesores como el Dr. Julio Fonseca, que calaron profundo en su corazón.

Hace cinco años Raúl se mudó, junto su esposa, a Estados Unidos. Actualmente vive en Dallas, Texas y trabaja en la agencia de publicidad Dieste Inc. Allí, este talentoso publicista se ha destacado colaborando en diversos proyectos.

No es de extrañar que en las agencias de publicidad tengan entre sus recursos personal con la preparación académica de Raúl, que a su vez, complementa con su increíble capacidad creativa y de producción de contenidos.

Uno de los proyectos profesionales que más a marcado su carrera profesional y personal, fue precisamente un trabajo pro bono que realizó junto a un compañero de trabajo. La campaña #Muttbombing que realizó para la organización sin fines de lucro Dallas Pet Alive, tuvo resultados sorprendentes. El propósito era lograr que más personas adoptaran perritos, que de lo contrario terminarían siendo sacrificados. Utilizó la estrategia de colocar, mediante el uso de Photoshop, fotografías de los canes listos para adopción en los selfies de personas influyentes en la red social de Instagram y los resultados fueron increíbles. Con un incremento de 700% en el tráfico a la página web de la organización, 55% de aumento en las adopciones, cobertura internacional y una difusión viral en las redes sociales, esta exitosa campaña superó todas las expectativas.

Cuando tienes la oportunidad de trabajar en una campaña como esta, donde puedes ver el alcance positivo es gratificante”, explicó.

Como consejo a la nueva generación de estudiantes, Raúl los motiva a buscar oportunidades de internado y de otras experiencias prácticas en sus áreas de interés.

“Entrar a una agencia de publicidad no es fácil. Es una profesión que muchos quisieran tener pero el cupo es limitado. Pero el que quiere lo logra. Yo comencé trabajando gratis. No todo el mundo tiene la dicha de hacer eso pero hay que buscar las oportunidades,” concluyó no sin antes expresar su deseo de visitar a su Alma Máter en un futuro cercano.