Reconocimiento a la labor filantrópica de Pedro Fraile Romeu

“Si no complementas tu vida con la labor voluntaria, realmente no has vivido a profundidad lo que es, el darte a los demás; porque en la vida, tú creces más dándote a los demás que haciendo cosas para tu beneficio propio”. Esta es la filosofía de vida de la persona que día a día ayuda al estudiantado sagradeño.

Foto suministrada

 

Por Luisa Sotero
Consejo de Estudiantes

El vicepresidente de Asuntos Estudiantiles y catedrático asociado de la Universidad del Sagrado Corazón, doctor Pedro Fraile Romeu, ha sido de gran apoyo en todo momento.

Para ser un buen empresario, un buen comunicador o un buen comunicador en general, es necesario haber realizado labor comunitaria en términos de voluntariado”, aconseja Fraile a los estudiantes.

Comenzó a sentir un interés por el voluntariado en el año 1984, cuando tuvo la oportunidad de ir a los Juegos Olímpicos de Los Ángeles “y ver lo interesante que era ese gran grupo de personas vestidas igualitas, trabajando por una misma labor, era una fuerza increíble”, según destaca de la experiencia vivida.

Esa cosquilla interior lo motivó a ser voluntario en un nuevo ciclo olímpico en Barcelona 1992. Para ese entonces era evidente su pasión por los deportes y el movimiento olímpico. Ya para el 1993 había desarrollado su tesis de maestría y su tópico fue “El cuerpo del voluntariado deportivo”. Buscando experiencias de crecimientos, ese mismo año, fue seleccionado para reclutar y dirigir un equipo de cinco mil voluntarios para trabajar los Juegos Centroamericanos y del Caribe celebrados en Ponce.

Tuvo a su cargo voluntarios que eran desde médicos hasta ujieres y reflexiona que “no importa el precio, o que no ganes nada, el tú hacer algo de una forma desinteresada, sin ningún tipo de lucro, realmente te hace ser parte de la diferencia y hace una diferencia en el mundo”.

Gracias a esta experiencia comenzó a colaborar con el Centro para el Desarrollo del Voluntariado de Sagrado y desde entonces no ha cesado su labor, tanto así que hoy día supervisa sus funciones. Algunas de las actividades donde podemos verlo en acción es durante la Limpieza Internacional de Costas y la limpieza y pasadía con los niños del Hogar Manuel Fernández Juncos.

También fue parte de la iniciativa “Sagrado Resplandece” y en enero de 2017 estará trabajando en una investigación del reciclaje en Sagrado.

Es por esto que el Día del Voluntariado se lo dedicamos a un hombre que piensa que el voluntariado es la acción más productiva que un ser humano puede llevar a cabo, porque cuando haces algo sin esperar recibir nada a cambio, simplemente por la sensación de servir y de apoyar a otras personas que quizás tienen más necesidad que uno, es cuando realmente te das cuenta que estás actuando por pasión y por satisfacción”.