Neeuko colabora en la creación de un robot acuático

El Centro de Innovación Colaborativa Neeuko continúa impulsando el desarrollo de las nuevas generaciones puertorriqueñas.

Por Marla Figueroa Ramos
Comunicaciones Integradas

¿Sabes cómo se construye un robot acuático? ¿Cómo se mantiene bajo el agua? ¿Cómo se mueve? ¿Qué materiales son útiles para su construcción?

Estas y otras interrogantes fueron respondidas por el equipo de AkuaNation. La agrupación, formada por los estudiantes de escuela superior Brandon González, Valeria Cruz, Ana Jiménez y Brian Renovales, obtuvo el primer lugar en la categoría Obstacle Course y el tercer lugar de la categoría Engineering Notebook Submissions del SeaPerch Challenge de la Universidad de North Dartmouth en Massachusetts.

Este grupo fue apoyado por el equipo del Centro de Innovación Colaborativa Neeuko, quiénes en línea con su misión de crear alianzas e impulsar la innovación participativa, brindaron consultoría y asistieron en la producción de las piezas del robot diseñado y creado por un dinámico conjunto de jóvenes puertorriqueños

“Originalmente nos pusimos en comunicación con el Centro para la producción de las piezas en la impresora 3D, pero al llegar aquí no solo nos encontramos con la disposición para ayudarnos con la creación, sino que contamos con su apoyo y recomendaciones. Estamos muy contentos de haber podido trabajar con Sagrado”, comentó Linda Sánchez, maestra y una de las mentoras del equipo.

Los jóvenes que muestran interés en las áreas de ingeniería, ciencias, robótica y astronomía hablaron sobre los retos que enfrentaron para lograr los premios especialmente luego del paso del huracán María.

“Tuvimos que tener mucha determinación y trabajar en equipo para lograr lo que queríamos hacer, especialmente después del huracán. Ir a la competencia fue una experiencia increíble. Estamos agradecidos de todos los que nos han apoyado para lograrlo y el equipo de Neeuko es parte de esto”, comentó Brandon González.

De igual forma, Valeria Cruz, quien trabajó en la libreta del diseño del robot, dijo que esta experiencia la ha ayudado en su crecimiento académico.

“La competencia en general fue un reto porque participamos de manera independiente, aprendimos a organizarnos, a establecer las cosas que son importantes y a no darnos por vencidos”, comentó la joven.

Por su parte, David Lugo consultor del Centro de Innovación, destacó la importancia de seguir colaborando con este tipo de iniciativa, ya que estas son necesarias para el desarrollo del país.

“Es fundamental que continuemos ayudando a los estudiantes de Puerto Rico. En el país hay mucho potencial, tenemos que seguir promoviendo las alianzas multisectoriales que impulsan el desarrollo, el emprendimiento y la innovación”, concluyó Lugo.

¡Enhorabuena!