Los derechos humanos son responsabilidad de todos

Omara Toledo Santana estudiante del programa de maestría en Sistemas de Justicia con especialidad en Derechos Humanos y Procesos Antidiscriminatorios participó en la Audiencia Pública de Puerto Rico ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en Washington, D. C .

Foto Suministrada.

Omara Toledo Santana
Delegada de Derechos Humanos

Soy estudiante del programa de maestría de Sistemas de Justicia con especialidad en Derechos Humanos y Procesos Antidiscriminatorios en la Universidad del Sagrado Corazón.  Cuando comencé mis estudios posgraduados mi motivación principal estaba enfocada en obtener destrezas que me ayudaran a lograr cambios sociales significativos.

También, imaginé que mi maestría me daría las herramientas necesarias para unirme a la lucha por la equidad de los derechos de las personas. Me vi involucrándome en movimientos que erradicarían de manera activa la marginación y la discriminación en la que viven muchas de nuestras comunidades.

Luego del paso de los huracanes Irma y María por Puerto Rico, llegó la oportunidad de participar activamente en el proceso de cambio social. Ante mi preocupación por la situación de marginación y pobreza en la que viven miles de las mujeres-madres jefas de familia de nuestro país, decidí someter una propuesta de investigación sobre “Desastres naturales desde una perspectiva de género y de Derechos Humanos: Repercusiones en mujeres-madres jefas de familia empobrecidas en Puerto Rico”, y aunque nunca imaginé me convertiría en delegada de la Sociedad Civil de Puerto Rico en Washington D.C., este trabajo me abrió las puertas para lograrlo.

Recibí la invitación a través del Instituto de Investigación y Promoción de los Derechos Humanos (INIPRODEH), adscrito a la Facultad Interdisciplinaria de Estudios Humanísticos y Sociales (FIEHS). De este modo, me uní a los esfuerzos de preparación, redacción y presentación del Informe sobre Desastres Naturales, Contaminación, Desigualdad y Pobreza en Puerto Rico, que se entregó el pasado 7 de diciembre, en Washington D.C. en la Audiencia Pública de Puerto Rico ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).  Fui parte de esta actividad en virtud de la propuesta de investigación  sobre este tema que estaba realizando para el curso SJU 716- Seminario de investigación.

Foto Suministrada.

Durante este periodo participé de varias reuniones de preparación y planificación relacionadas a nuestro calendario de trabajo en Washington D.C. Nuestra agenda, de dos días, en la Capital Federal fue sumamente activa. En la misma se incluyeron visitas y foros con representantes del gobierno de Estados Unidos y del CIDH, y la presentación del Informe en la audiencia pública.

Nuestro trabajo fue reseñado ampliamente a través de medios digitales e impresos, e igualmente por la prensa local e internacional, como por ejemplo, el periódico El Nuevo Día y CNN en español, entre otros.

Esta intervención ha sido la mejor experiencia que he tenido en gestión y promoción de los derechos humanos, en la que me nutrí de un gran grupo de profesionales, académicos y miembros de la Sociedad Civil en general. De esta participación nacieron grandes alianzas en las que podré colaborar y ampliar mi visión de los sistemas de justicia social tanto en Puerto Rico como en el mundo.

Le estaré eternamente agradecida a quiénes me extendieron la invitación, a los  profesores  de la Universidad y a los miembros del programa de Sistemas de Justicia que me apoyaron incondicionalmente e hicieron de este proceso uno inolvidable.