Gozan grandes y pequeños en la Semana de la Niñez Temprana

Niños y grandes jugaron a ser osos feroces, evadieron obstáculos y disfrutaron de los talentos de nuestros sagradeños en la Semana de la Niñez Temprana, en la Universidad del Sagrado Corazón.

Semana de la Niñez Temprana. Foto: Nicole Ortiz

 

Por Nicole Ortiz Marrero
Estudiante de Periodismo

Bajo el lema “Súper Lectores”, un centenar de niños disfrutó de juegos, lectura y diversión en la Semana de la Niñez Temprana. El evento fue organizado por la Asociación Futuros Educadores (FE) y el Departamento de Educación de Sagrado.

Semana de la Niñez Temprana. Foto: Nicole Ortiz

Las jornadas educativas formaron parte de una iniciativa cuyo propósito es fomentar hábitos de lectura mediante actividades divertidas donde los niños puedan desarrollar su creatividad y capacidad lectora.

Con este propósito, los jóvenes universitarios organizaron una Feria del Libro e invitaron a varias escuelas aledañas a Sagrado que participaron en los talleres.

María de la Paz Fernández, líder de FE, destacó la labor de profesores, estudiantes y personal del Departamento de Educación y el Centro para el Desarrollo del Voluntariado.

Fue una alegría inmensa, una satisfacción enorme de un grupo de futuros maestros que colaboró con mucha emoción y como pudo, entre clases, el trabajo y prácticas”, dijo la estudiante de Educación.

Semana de la Niñez Temprana. Foto: Nicole Ortiz

El programa comenzó miércoles cuando Educación recibió a la Escuela Antonio B. Caimary, con grupos de Kindergarten, Primer y Segundo Grado.

El Paseo La Vega fue cómplice de la risa y diversión de los más pequeños. Allí se realizaron juegos y se cantaron canciones, y luego los asistentes disfrutaron de una narración de cuentos. Ambas iniciativas fueron realizadas por estudiantes de las clases de las profesoras Lilian Vega y Marilia Scharron.

El segundo día, la Casa de Niños Montessori visitó Sagrado. Se llevó a cabo una lectura de cuentos, con la ayuda de la organización Leamos Por Siempre, donde los chiquitines disfrutaron de “Vamos a cazar un oso” y “El oso ronca sin parar”.

En la lejanía se escuchaban las voces de los más pequeños visitantes.

“¿Quién le teme al oso?”, decía Lisa Navarro, de Leamos por Siempre.

“¡Nadie! Aquí no hay ningún miedoso”, contestaban los niños.

Con sus rostros coloridos, siguieron hasta la dramatización del cuento “Los Cuidadores del Bosque”, también realizada por estudiantes de Sagrado.

Fueron dos semanas intensas de planificación, pero la cara de los nenes nos dice que valió la pena y se lo disfrutaron”, expresó la profesora Marilia Scharron.

La semana concluyó con un Conversatorio sobre experiencias educativas impartido por Desiré Sánchez, fundadora de Leamos Por Siempre, y Lisa Navarro.