Estudiantes diseñan conceptos visuales para microcortos

Unen sus talentos diseñadores y guionistas sagradeños en la exhibición De las palabras a la imagen.

Por Marla Figueroa Ramos
Comunicaciones Integradas

Si tu libro favorito ha sido adaptado al cine probablemente te has preguntado cómo pasaron de la palabra a la imagen. ¿Cómo surgieron los escenarios, colores y personajes? En fin, ¿cómo tomó vida un mundo que existe no solo en la imaginación del autor, sino en la mente de los lectores?

Por eso y en línea con un enfoque multidisciplinario los estudiantes de ART 226 Diseño y Teoría del Color de la profesora Maite González y CNE 336 Redacción de Guiones dirigido por la doctora Alexandra Vega, unieron sus talentos para trabajar la exhibición De las palabras a la imagen como parte de la celebración de la Semana de la Biblioteca.

Foto suministrada

Este proyecto que tomó como inspiración y eje central el concepto de la biblioteca, inició con orientaciones y reuniones en donde los artistas tuvieron la oportunidad de elegir un microcorto para trabajar el diseño de producción que precede el rodaje de un filme.

“Esta experiencia ha sido muy enriquecedora. Los estudiantes han podido recibir las ideas y trabajar en conjunto con los guionistas y eso es lo que se busca con este tipo de colaboración, transmitir mensajes de manera visual y construir vínculos profesionales desde la Universidad”, expresó Maite González, profesora del curso ART 226.

Foto suministrada

A través del uso de acuarelas, wash y lápices de colores los estudiantes de diseño se dieron a la tarea de conceptualizar, crear planos, paletas de colores, entre otros detalles necesarios para manifestar los mundos creados por los guionistas. También, analizaron el significado de los colores y las teorías sobre el uso complementario, análogo y monocromático de los mismos.

Algunos de los microcortos representados en esta exhibición fueron Murmullo, El chico raro que habla solo, Life, Entre libros, Aéreobiblioteca, Polvitandia, Unsolved y El último capítulo. En estos se presentaron temas para niños, aventura, fantasía y suspenso que unidos a las ingeniosas imágenes captan la atención del espectador.

“Este proceso ha sido muy divertido. Hemos aprendido mucho, elegí mi historia no solo por los elementos atractivos que presentaban, si no por lo chévere que fue la interacción con los guionistas. Además me gustó trabajar con la imagen de la biblioteca porque el cine y el arte son producto de los conocimientos que se encuentran en estos espacios de aprendizaje”, expresó Aleisha Sáez, estudiante del bachillerato de Artes Visuales.

Por su parte Lucimar Ramos integrante del curso ART226, comentó que es importante resaltar estas estructuras académicas porque fomentan la interrelación entre las diferentes ramas creativas. Por ejemplo, de una misma idea pueden surgir representaciones artísticas en géneros literarios, pintura, dibujo, cine, radio y telvisión entre otros.

“Siempre he sido aficionada del cine y los significados que estos presentan y esta exhibición me ha dado la oportunidad de aplicar mis conocimientos en este género. Por eso, esta experiencia ha sido memorable, porque me permitió confirmar que las disciplinas artísticas van de la mano y se apoyan mutuamente”, concluyó la estudiante.

De las palabras a la imagen se encuentra en el primer nivel de la Biblioteca Madre María Teresa Guevara. ¡Visítala!