Cassandra Vega y su experiencia de intercambio estudiantil | inSagrado

NOTICIAS • EVENTOS • TODO LO "IN" EN SAGRADO

Cassandra Vega y su experiencia de intercambio estudiantil

Para la egresada sagradeña y gerente senior de Sagrado Careers, todo lo que vivió mientras estudiaba fuera de la isla se tradujo en crecimiento personal.

Cassandra Vega. (Suministrada)

Por Oficina de Internacionalización y Relaciones Interuniversitarias

Mucho se habla del desarrollo personal y profesional que experimentan los estudiantes que optan por realizar intercambios académicos. Para Cassandra Vega, egresada sagradeña y gerente senior de Sagrado Careers, sus vivencias de estudios en el extranjero se tradujeron en crecimiento, en la capacidad de ver más allá y en un gran banco de conexiones alrededor del mundo. 

Durante sus años de bachillerato, Cassandra persiguió todas las oportunidades internacionales que se le presentaron, comenzando con el Internado Córdova y Fernós, en Washington, D.C., especializado en mercadeo internacional.

“Esa fue mi primera experiencia viviendo sola y haciendo todo por mi cuenta. Fue emocionante saberme capaz de resolver todo, lo bueno y lo malo, ver cómo invertía mi tiempo, dónde comía, cómo utilizaba los fondos que tenía designados para cada semana. Esa independencia me fortaleció mucho y me hizo comprender que las decisiones que tomara serían para mi beneficio personal, social o académico”, recordó.

Consciente de que las habilidades y destrezas que iban a estar en demanda a futuro requerían un nivel de competencia mayor, poco tiempo después de su experiencia en Washington, D.C., Cassandra emprendió un viaje internacional enfocado en estudios humanísticos que la llevó por 12 países europeos. “Sabía que lo que yo estaba viendo en teoría en el salón de clases, había una manera de explorarlo viviéndolo”, afirmó mientras reconocía que vivir en una isla pequeña puede limitar nuestra visión del mundo y la forma en que consumimos e interpretamos información. “Vivimos en un mundo globalizado. Eso ya no es un simple tema de conversación, es una realidad”, continuó. 

Esa realidad no tuvo lugar a duda durante la tercera ocasión en que Cassandra estudió en el extranjero. Ella fue seleccionada para la beca de la Fundación Botín, con la que representó a Puerto Rico junto a 40 jóvenes de distintos países latinoamericanos por un semestre en Madrid, España. La congregación discutía temas sociopolíticos, de economía y de la influencia europea sobre América Latina yfue, precisamente, la pluralidad de opiniones acerca de cualquier asunto la que le ayudó a comprender quién era ella en el mundo.

“No sólo era la única puertorriqueña, sino que también era la única caribeña. Eso, aunque aprecio que los hispanos tenemos una historia compartida, me enseñó a abrazar la diversidad cultural y abrió mi mente de una manera incomparable”, dijo entusiasmada. “En uno de mis viajes a otro continente, me encontré mirando al cielo y dándome cuenta de que no se veían las mismas estrellas. Recordé que en la escuela elemental había aprendido la diferencia entre los hemisferios, pero haberlo vivido y realmente observado es una experiencia que nadie puede quitarme”, agregó. 

Afortunadamente, todo ese conocimiento amplificado de Cassandra rinde frutos en su carrera y es transmitido a los estudiantes que ella impacta a través del Centro de Experiencias Profesionales de Sagrado, conocido como Sagrado Careers.

Resumiendo, algunas de las destrezas que se fortalecen a través de las oportunidades que facilita la Oficina de Internacionalización y Relaciones Interuniversitarias (OIRI), se destacan: 

  • el incremento en la inteligencia cultural
  • el fortalecimiento de las habilidades lingüísticas y de comunicación, tanto entre pares como entre generaciones y culturas
  • la empatía que se desarrolla para colaborar con personas de diversas perspectivas y nacionalidades
  • la construcción de un pensamiento crítico robusto que otorga poderes de argumento más allá de lo que se recoge de los medios de comunicación tradicionales y digitales

“El talento humano siempre se va a comparar uno con otro. El perfil de un candidato que tuvo alguna experiencia internacional puede resultar más atractivo al evaluarse junto a otro candidato con un nivel de destrezas muy similar”, aseguró Cassandra al hablar de las competencias que se elevan al próximo nivel como resultado de los intercambios educativos. Asimismo, los lazos que se estrechan con otras personas en estas experiencias internacionales crean una red muy amplia de contactos en distintas partes del mundo. En la medida en que esa red se expande, también se amplían las soluciones, las maneras de conectar y de colaborar. 

“Nada sustituye el vivir por un tiempo prolongado en otro país, aprendiendo con personas de otras culturas. Si se presenta la oportunidad, ¡tienen que aprovecharla!”, aconsejó Cassandra. “Estoy consciente de que esto no hubiese sido posible si no hubiese estudiado en Sagrado. Me dieron todas las herramientas y el mejor servicio que uno puede pedir cuando se está exponiendo a procesos que, a lo mejor, dan miedo como lo es vivir en otro país”, finalizó.

Además de los servicios de orientación y gestoría que provee OIRI en pro de la movilidad estudiantil, los estudios en el extranjero son complementados con un sólido respaldo durante el proceso de reentrada, que incluye ejercicios de entrevistas de empleo simuladas y preparación de resumé. Esto traduce las vivencias personales de cada estudiante que va de intercambio en ventajas competitivas para su futuro profesional. 

Los interesados en orientarse sobre estudios en el extranjero y otras oportunidades interculturales, pueden visitar www.sagrado.edu/internacional o escribir a internacional@sagrado.edu.  

¡Suscríbete a inSagrado!

Recibe nuestro correo semanal con lo mejor de nuestras noticias y actividades.

Please enter a valid email address.
Something went wrong. Please check your entries and try again.
Ir arriba Ir al contenido