Estudiantes se animan a vivir una experiencia de Conexión Total

A través de su reflexión Wendy Rivera, estudiante de la Facultad Interdisciplinaria de Estudios Humanísticos y Sociales (FIESH), comparte los conocimientos adquiridos durante su experiencia en Conexión Total 2018-19.

Foto suministrada

Información Suministrada

Durante el pasado año académico, un nutrido grupo de sagradeños se embarcó en la aventura del proyecto Conéctate del Centro de Pastoral Universitaria. Conéctate pretende acompañar a los estudiantes en el desarrollo de un liderazgo ético, solidario y transformador; además de construir lazos de amistad y fraternidad.

Recientemente, las estudiantes Wendy L. Rivera, Gabriela N. Girón, Valeria Arroyo y Roysa Valcárcel participaron de la experiencia final, llamada Conexión Total en donde adquirieron vivencias de crecimiento personal invaluables.

Foto suministrada

Por tal razón,  te presentamos la reflexión de Wendy Rivera quien a través de su prosa poética, muestra un reflejo del impacto de esta experiencia en su vida.

No importa si giras, te detienes y lo piensas, o si solo te mueves al azar: en todo momento se trazan líneas que se conectan de un punto a otro. Rutas de oro, casi transparentes e imperceptibles que van tomando rumbo en tu realidad. Son estas nuestro enlace y conexión entre la mente, los actos y la verdad.

La convivencia y voluntariado que surgieron como parte de la iniciativa de Conéctate, consistieron precisamente en prestar atención a esas líneas que conforman nuestra historia y la de diferentes comunidades. En ocasiones estas líneas, se enredan, toman rumbos diferentes a las expectativas iniciales, se extravían o simplemente pierden los ánimos de trazarse a sí mismas.

Es en ese momento en el que uno debe detenerse, cerrar los ojos, reabrirlos y observar nuestras líneas y nuestro recorrido. Es importante reflexionar por qué tenemos trazos que no son congruentes con aquel inicio, aprender a utilizarlos como guía y retomar nuestros giros de forma coherente con el propósito moral y profesional de cada uno.

Más importante aún, tenemos que ayudar a los demás para evitar que sus trazos continúen entrecruzándose convirtiéndose en prisioneros de su propio camino. De esto trata que nuestras líneas ayuden a reivindicar a otras personas para que todos podamos vivir en armonía.

Conexión Total ha sido para nosotros una guía, un  plan de acción para reunir esa conexión con nuestra mente y realidad para, de línea a línea y trazo a trazo, conformar un tejido unido y sustentable de una comunidad que vive como verdaderos humanos; conectados en cuerpo y alma por un bien mayor.

Foto suministrada

A través de su texto Wendy recoge los aprendizajes espirituales más significativos de esta oportunidad. Esperamos que el próximo año, un nuevo grupo de sagradeños se anime a vivir la experiencia de la conexión…


Como parte de la experiencia los estudiantes participaron de @BasuraChallenge, Turismo Social en La Perla y voluntariado social en Casa Providencia (con mujeres) y Centro Cultural y de Servicios de Cantera (con ancianos).En esta nota colaboraron la estudiante del programa de Estudios Multidisciplianrios Wendy L. Rivera y Edwin Figueroa, coordinador de Proyectos Pastorales del Centro de Pastoral Universitaria.