“El suicidio de mi mejor amigo me marcó” | inSagrado

NOTICIAS • EVENTOS • TODO LO "IN" EN SAGRADO

“El suicidio de mi mejor amigo me marcó”

Para recordarnos que debemos estar vigilantes a nuestra salud mental y a la del prójimo, una colaboradora sagradeña narra su experiencia tras el suicidio de un amigo.

El lazo anaranjado se utiliza para conmemorar el Día Mundial de la Prevención del Suicidio. (Foto de archivo)

Por Liz Yanira Del Valle
Redactora

Con motivo del Día Mundial de la Prevención del Suicidio, InSagrado comparte un relato real y anónimo donde una colaboradora sagradeña narra su experiencia ante el suicidio de un amigo cercano. Ella desea recordarnos que debemos estar siempre vigilantes a nuestra salud mental y a la del prójimo.

“No verbalizó nunca un intento de suicido. ¿Quién podía imaginarlo? Era inteligente, mi mejor amigo, una persona independiente, excelente ser humano, rodeado de una familia y de amor. Estudiábamos medicina juntos… Pero pasó. Se suicidó y aunque de inmediato pude apoyar a su familia, mi proceso de duelo se retrasó y complicó. El hecho me marcó. Aunque ha transcurrido su tiempo, aún me parece un libreto de película, pero lamentablemente fue real”.

Se notaba triste. Estábamos estudiando para los exámenes que revalidan la carrera, él sufría de la enfermedad de Crohn, lidiaba con el asunto de una ruptura amorosa y se encontraba en vías de ser intervenido para realizarle una colostomía. Compartíamos muchísimo y lo único que me inquietó fue cuando me dijo que se sentía mal. Mi intuición de que pasaba por un momento duro hizo que contactara a su madre para que lo apoyara. Lo hizo, pero mi amigo con sus 29 años de edad decidió regresar a su apartamento sin dar señales extremas de la depresión que le consumía silente e interiormente. Fue en su propio hogar donde se privó de su vida y donde su madre le encontró. De ahí en adelante, su familia y yo enfrentamos un dolor desgarrador con secuelas emocionales a manejar, cada cual en su individualidad sin negarnos el apoyo entre todos”.

“El suicidio sigue siendo un tabú. De hecho, pasa entre los estudiantes de medicina, pero no se menciona. Es parte de un problema social que no debe juzgarse, pero está bien estigmatizado. Debemos entender que en la vida hay cosas más importantes que una profesión, un título o bienes materiales. A partir del evento yo detuve muchas cosas de mi vida para recuperar, sanar y volver a encaminarme. Si tu salud mental no va bien debes detenerte, reconocerlo y trabajar con eso. Tenemos que estar vigilantes. Cuidarnos a nosotros mismos. Nacimos para ser felices. Podemos y somos capaces de desarrollar herramientas para manejar los sufrimientos que trae la vida. La salud mental no es algo trival. Hay que vencer los tabús y buscar las ayudas correspondientes. Hay que prevenir caer en crisis emocionales severas. Hay que hablarlas, exteriorizarlas y compartirlas. Necesitamos educarnos más sobre el tema, recuperar el amor propio y crear estilos de vida saludables, mucho más en un momento tan trascendental como el que enfrentamos con la pandemia”.

Prevención: responsabilidad de todos

Conscientes de que en el contexto actual de la pandemia nuestra salud mental es prioridad, (NOS) CUIDAMOS -el nuevo Programa de Prevención y Calidad de Vida de Sagrado– se une al Día Mundial de la Prevención del Suicidio para educarnos sobre este tema.

De acuerdo con el Informe Estadístico Anual de Puerto Rico: Casos de Suicidios, para el año 2019, el suicidio fue la causa de muerte número 14 en todo el mundo, componiendo el 1.5% del total de las causas de mortalidad a nivel global. En relación a Puerto Rico, los datos muestran un promedio de 295 suicidios desde el año 2000 hasta el 2019.

Según el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades, las diferentes experiencias de vida inciden en el riesgo de suicidio de una persona. Por ejemplo, el riesgo es mayor entre las personas que han sido víctimas de violencia, como abuso infantil, acoso escolar o abuso sexual.

Se sabe que las sensaciones de aislamiento, depresión, ansiedad y otros problemas financieros o emocionales también aumentan el riesgo de suicidio. Hay más probabilidades de que las personas experimenten estos sentimientos durante una crisis, como una pandemia.

No obstante, hay maneras de evitar los pensamientos suicidas. A modo de ejemplo, el apoyo familiar y de la comunidad, estar conectado y tener acceso a consejería o terapia pueden contrarrestar los comportamientos suicidas.

Mientras, la doctora Leslie González, del Programa de Prevención y Calidad de Vida de Sagrado, nos recalca que “en momentos de adversidad como los que estamos viviendo nadie está exento de sentir que su mundo se desmorona, y mucho menos de que la vida carece de sentido. Pero esto no significa que sea el fin. No dejes que el estigma y tabú sean parte de tus decisiones en momentos de crisis. La falta de sensibilidad ante el tema del suicidio ha causado que muchas personas se quiten la vida o intenten quitarse la vida por miedo a lo que los demás piensen”.

A continuación, compartimos algunos consejos:

  • Habla con las personas en quienes confía sobre tus preocupaciones y cómo te estás sintiendo.
  • No te aísles. 
  • Llama a los números de emergencia, como la línea PAS: 1-800-981-0023. 
  • Cuida tu cuerpo, aliméntate bien, duerme bien y haz ejercicios.
  • Evita el consumo de alcohol o drogas que puedan precipitar las emociones fuertes que estás sintiendo.  
  • Busca una red de apoyo, como (NOS) CUIDAMOS.
  • Sé parte de la red de apoyo para otros a tu alrededor.

Recuerda: en Sagrado valoramos tu vida…

¡Suscríbete a inSagrado!

Recibe nuestro correo semanal con lo mejor de nuestras noticias y actividades.

Please enter a valid email address.
Something went wrong. Please check your entries and try again.
Ir arriba Ir al contenido