Adriana Berdecía, con vocación de servir y sanar gracias a sus estudios en enfermería | inSagrado

NOTICIAS • EVENTOS • TODO LO "IN" EN SAGRADO

Adriana Berdecía, con vocación de servir y sanar gracias a sus estudios en enfermería

“Emocionada y orgullosa porque soy enfermera egresada de la Universidad del Sagrado Corazón”, asegura.

Adriana Berdecía, enfermera graduada de Sagrado (Suministrada)

Por Liz Yanira Del Valle
Colaboradora

Nota: Este es el quinto artículo de una serie especial dedicada a nuestra Clase Graduanda 2021.

No lo tenía muy claro, pero en el camino fue leyendo muy bien las señales. La sagradeña, Adriana Berdecía Hernández, descubrió que quería desenvolverse en un ambiente laboral donde el servicio fuese la orden del día, y lo logró.

La joven de 21 años entró a Sagrado en el 2017. Y, al presente, concluye su bachillerato en el Programa de Enfermería del Departamento de Ciencias Naturales con la firmeza de estar lista y preparada para ejercer su profesión.

Me llena de emoción y orgullo mencionar que soy enfermera egresada de la Universidad Sagrado Corazón. Esta es una profesión hermosa de vocación. Una carrera dedicada a los cuidados individualizados de calidad y seguridad de los pacientes que le necesiten”.

Adriana Berdecía, enfermera graduada de Sagrado

Además de la vocación de servicio, Adriana es sincera y muy sensible. No le pesa relatar que a la hora de seleccionar estudios universitarios se sintió “perdida”.

Me ayudó una excursión liderada por mi maestro de la clase de salud de la escuela superior. Él era enfermero y nos trajo a los laboratorios de enfermería de Sagrado. Esto fue determinante en mi decisión. Quedé favorablemente impresionada y comencé a investigar sobre esta carrera. Además, me inspiraba el hecho de que mi padre es egresado de la universidad”, agregó a InSagrado.

Según Adriana, la experiencia de tener a su bisabuela en un hogar de ancianos, y ver el esmero con el que las enfermeras le atendían, le provocaba una identificación especial así como admiración.

“Ese tiempo de observación me llevó a reflexionar. En sus múltiples hospitalizaciones también valoré el trabajo de las enfermeras. De hecho, quiero trabajar en un hospital”, sostuvo la candidata a graduación, quien además dijo querer especializarse en el área de pediatría o maternidad.

Lee más en InSagrado | Programa de Enfermería sagradeño ofrecerá campamento de verano

Recuerdos de Sagrado

De su tiempo en Sagrado, Adriana comentó que pese a todos los retos enfrentados -huracán, terremotos y pandemia del COVID-19- se lleva una experiencia “excepcional”. Como muchos sagradeños y sagradeñas, tiene anécdotas relacionadas a dichos eventos inesperados.  

Después que pasó María, no había luz en toda la isla, mi clase de informática siguió adelante en la Capilla Mayor, donde nos beneficiamos de la planta eléctrica del recinto. En la pandemia, la facultad logró dividirnos en grupos bien reducidos, coordinando citas previas para poder ingresar a los laboratorios y realizar nuestras prácticas”, relató.

Al tiempo que agradeció a todos sus profesores y profesoras; y resaltó la labor de los encargados del laboratorio de enfermería. También mencionó el privilegio de estudiar, tanto con la beca federal como con la beca departamental, y pertenecer al Programa de Estudio y Trabajo.

“El aspecto económico hay que mencionarlo. En mi caso, facilitó la posibilidad de concluir esta meta de vida”, explicó.

Para esta delfín, el Programa de Enfermería sagradeño tiene la particularidad de crear líderes de excelencia con alto sentido de juicio crítico.

Lee más en InSagrado | Seleccionan tres sagradeños para investigación de biología en Estados Unidos

Una líder servicial

En la fase de liderato, Adriana se destacó como vocal de la Asociación de Estudiantes de Enfermería, fue tutora de los alumnos becados bajo Sagrado’s Nursing Achiever Primary-Care Program (SNAPP) y formó parte del equipo de los estudiantes de enfermería que participaron durante los distintos eventos de vacunación efectuados por la organización VOCES Coalición de Vacunación, en colaboración con Sagrado.

“Para vacunar tenías que tener aprobado el curso de farmacología. Vacunamos junto a algún profesor de nuestra facultad, quien nos supervisaba y emitía la firma oficial. Nos rotamos; así que participé tanto en registro, vacunación y observación”, explicó la joven, quien aspira a continuar estudios graduados en enfermería.

Según la sagradeña, esta oportunidad fue “única”. “Salí agradecida de la decisión que tomé al escoger esta carrera. Participar en la vacunación reafirmó mi vocación. Me llené de emoción y al concluir lloré, ya que para mí fue una labor muy significativa”, contó.

Mira cómo transcurrió el evento.

¡Suscríbete a inSagrado!

Recibe nuestro correo semanal con lo mejor de nuestras noticias y actividades.

Please enter a valid email address.
Something went wrong. Please check your entries and try again.
Ir arriba Ir al contenido