Cómo disfrutar la vida | inSagrado

NOTICIAS • EVENTOS • TODO LO "IN" EN SAGRADO

Cómo disfrutar la vida

Nuestro bibliotecario José Carrillo comparte una serie de herramientas que te ayudarán a ser feliz.

Por Lic. José (Joey) Carrillo-Irizarry
Especialista de Investigación e Información
Biblioteca Madre María Teresa Guevara

“La felicidad a veces es una bendición, pero, generalmente es una conquista”.

P. Coelho

La vida moderna nos enfrenta a innumerables contrariedades: estrés, tensión, preocupaciones, conflictos, desmotivación, fracasos, problemas en el área de trabajo, prisa, desconfianza… Estos y muchos otros problemas pueden drenarnos y hasta agotarnos. En el ir y venir diario, las situaciones adversas podrían vivirse como fuente de angustia, miedo, escape y enfermedad… O verlas como una oportunidad maravillosa para superarte, aprender y crecer.

Realmente, la solución a estas situaciones se simplifican si entendemos que para arreglar nuestro entorno tenemos que comenzar por nosotros mismos. En otras palabras: “Coger la sartén por el mango”.

Si quieres disfrutar de la vida hay que transformar las emociones negativas y pensamientos distorsionados por otros más positivos. La tesis de la felicidad, según Antoni Bolinches (1947), es que el crecimiento personal es la vía de acceso a la felicidad. En su teoría, el psicólogo señala que “cada individuo se convierte en evaluador y a la vez responsable de su propia felicidad”. ¿Cómo planificas alcanzar la tuya?

He seleccionado una serie de herramientas para ayudarte a disfrutar de la vida:

*Aprende a sonreír: Empieza por sentir cómo crece la serenidad en tu interior y muéstrala a quienes te rodean. Observa a tu alrededor y atrapa aquellas situaciones cómicas que se producen.

*Sustituye los pensamientos negativos por afirmaciones positivas: Por ejemplo, puedes pensar “hoy es un día maravilloso” o “soy el ser más creativo del universo”.

*Ríete de ti mismo: Es muy saludable y una excelente defensa ante situaciones complicadas. Además, te prepara para que las críticas ajenas no te dañen.

*Sé optimista: Te aleja de las preocupaciones y acaba con el aburrimiento. Una salida no planificada te servirá para volver a casa con energía renovada y enfrentar las cosas con mejor ánimo. Matricúlate en clases de spinning, corre bicicleta, inscríbete en un gimnasio, practica la lectura, busca de la naturaleza, realiza manualidades… Lo importante es que no desperdicies el tiempo pensando en tus conflictos.

*Escucha las señales de tu cuerpo: Date la oportunidad de decir “basta” cuando estés cansado. La fatiga o cansancio genera malhumor y pesimismo. Así que relájate, prepara tu propio “spa” y descansa.

*Quiérete y cuídate: Acéptate como eres. Si estás insatisfecho contigo o con tu rendimiento, cualquiera que sea la dimensión transfórmala en energía positiva que te anime a superarte.

*No llegues al agotamiento: Organiza tu trabajo y tareas.

*Reconoce tus debilidades: Es uno de los primeros pasos para mejorar. Escucha tus emociones y responsabilízate de tu propia felicidad.

*Prémiate: Pásala bien y relájate. Te dará paz y equilibrio, te ayudará a ver las cosas de forma positiva. La fórmula es que reconozcas lo que hagas bien y date una recompensa: caminar por el Viejo San Juan, tal vez ir a una clase de yoga, cómprate una mascota.  ¡Mímate; date cariño! ¿Si no eres tú, quién lo hará?

*Haz ejercicios: Practica algún deporte. Recuerda que si el cuerpo está en equilibrio, la mente también lo estará. Vete a nadar para que todo tu cuerpo se relaje y estire.

*Analiza la causa de las situaciones adversas: Te ayudará a solucionar de forma objetiva tus problemas; así que no te bloquees y enfréntalos.

*Corrige tus errores: Piensa que todos nos equivocamos y que reconocerlo es una buena forma de madurar y de crecer.

“No importa cuán enterrado estés en el error, ni cuán desesperado se vea el panorama… Si puedes amar lo suficiente serás el ser más feliz de la tierra”.

Conny Méndez, (1995)

*Arréglate: Ganarás seguridad y autoestima. Esto te permitirá enfrentarte ante las situaciones cotidianas con mejor ánimo.

*Sé espontáneo: Te ayudará a liberarte de tensiones; te hará sentir alegre y optimista.

*Cultiva buenas amistades: Nunca olvidaré un gran proverbio de mi abuela: “cuando tengas amigos, tenlos para crecer como persona, nunca para decrecer”. Los amigos, sirven como apoyo en momentos difíciles y nos enriquecen como personas, sobre todo, cuando son nuestros cómplices.

*Cuida de tu pareja: No descargues en él o ella las tensiones emocionales. Hazle partícipe de tus inquietudes solicitándole consejos; así los dos verán el problema desde otra perspectiva.

“La clave de la dicha: tener una pareja armónica, aceptarse como uno es y poder expresar los talentos personales”.

A. Bolinche

*Aprende a aceptar las críticas: Te serán útiles para conocerte más y mejorar tu personalidad si las aceptas con buen ánimo.

*Cuida de tu alimentación: No hay nada como ingerir alimentos sanos. Pues, influyen hasta en la forma de ver las cosas. Tomar estimulantes, ingerir bebidas alcohólicas en exceso y fumar lesiona tu cuerpo.

*Practica la musicoterapia: Es tremenda técnica relajante en la que ganarás bienestar emocional y calidad de vida.

Alguien dijo: “nacemos para ser felices”. Eso es lo que te permitirá disfrutar de la vida. ¡Anímate a creer en ti! Confío en que así lo harás. ¡Éxito!

¡Suscríbete a inSagrado!

Recibe nuestro correo semanal con lo mejor de nuestras noticias y actividades.

Please enter a valid email address.
Something went wrong. Please check your entries and try again.
Ir arriba Ir al contenido