Primer lugar para sagradeña en competencia nacional

“Quiero dar la esperanza de que sí es posible cambiar a Puerto Rico”, expresó Marina Osorio Pérez, quien obtuvo el primer lugar en la competencia de HackPR, representando a la Universidad del Sagrado Corazón entre más de 100 estudiantes de toda la Isla.

hack

Por Laura Pérez
Estudiante de Periodismo

Osorio Pérez está cursando su quinto año en la carrera de Educación y Matemáticas, y participó en esta competencia, que se celebró el Coliseo Roberto Clemente en San Juan, con el fin de brindar una enseñanza de que para cambiar el País es necesario trabajar y no perder la esperanza de poder hacerlo.

HackPR, también conocido como “Hackathon”, convoca a estudiantes y programadores para desarrollar una aplicación que sea útil para Puerto Rico.

La aplicación desarrollada por Osorio Pérez se llamó “Vecindar”, una “app” de ayuda comunitaria, con el fin de exponer diferentes maneras de crear un proyecto dirigido a la comunidad, como la creación de postes solares, huertos, piscinas, entre otros.

Además, el usuario puede tener contacto con otros ciudadanos para el donativo de dinero o herramientas para ejecutar el proyecto comunitario.

Quise crear esta aplicación porque el año pasado asistí a una conferencia sobre educación y el conferenciante habló de lo mucho que necesita Puerto Rico de la participación civil en los procesos de comunidad”, expresó la estudiante quien, junto con su pareja, estuvo alrededor de 24 horas corridas trabajando en el desarrollo de la aplicación móvil.

Osorio Pérez, al momento de comenzar la competencia, pensó que iba a fracasar, pero al escuchar su nombre como el primer lugar, su estado fue de “shock”.

“Fue una experiencia de aprendizaje. También el ver cómo las personas creaban la aplicación tan y tan rápido me sorprendía mucho”, relató la joven.

Entre los planes de Osorio Pérez está desarrollar la aplicación a plenitud para que se pueda obtener en todos los teléfonos móviles sin importar la plataforma.

Osorio Pérez  recibió como premio un internado en Banco Popular de Puerto Rico, nuevos teléfonos móviles, entre otros.

Más adelante, la alumna desea completar sus estudios graduados en educación investigativa para cumplir una de sus metas que es integrar la tecnología en la educación puertorriqueña de una forma significativa para todos los estudiantes y su entorno.