NOTICIAS • EVENTOS • TODO LO "IN" EN SAGRADO

Mari Batista, delfina de corazón

En el mundo del deporte, la mujer está presente en varias facetas: como madre, atleta, administrativa, técnica y comentarista deportiva, entre otras. Tener en el resumé varias de estas funciones hacen que la vida recompense a Mari Elena Batista con lo que más anhelaba: ser directora atlética de su Alma Mater.

mariBatista01
Mari Batista lleno de gloria a Sagrado como atleta, espera hacerlo como directora atletica. Foto: archivo Sagrado

Por Zacha Acosta
Liga Atlética Interuniversitaria

Nota de la editora: Este es el segundo de tres artículos de mujeres destacadas en la LAI en conmemoración de la Semana de la Mujer Trabajadora

La exnadadora de las Delfinas de la Universidad del Sagrado Corazón entre 1990-1993 está de vuelta en su casa para dirigir la oficina que una vez la reclutó.

Su paso como atleta dejó para Sagrado el premio de atleta más valiosa en 1993, y fue honrada con el premio Rebeckah Colberg por excelencia académica, ese mismo año. Contribuyó a alcanzar los dos campeonatos que obtuvo la institución católica en dicha época.

¿Es la primera vez que eres directora atlética de una institución universitaria?

A nivel universitario es la primera vez. Antes estuve en la Escuela Especializada en Deportes en el Albergue Olímpico y como directora del Departamento de Recreación y Deportes del municipio de San Juan.

Me encanta esta faceta. Todo el camino que he recorrido fue necesario para llegar aquí, para ser directora atlética. El reto es enseñar al estudiante a usar el deporte como vía para ser profesional. El joven tiene el talento para hacer las dos cosas, pero desconoce otras facetas como madurez, visión, objetivo, la seriedad del estudio. A ellos les hablo de que el deporte es temporero, lo académico es el resto de su vida. Es en lo que estamos apoyándolos.

¿Dónde ves la diferencia de tu nuevo cargo a los que has tenido en el Albergue Olímpico y en San Juan?

La parte administrativa es más sencilla comparándolo con experiencias previas. Trabajar con un estudiante es trabajar con su persona, un ser humano. Es cómo llevarlo por la vida deportiva y académica. La insistencia es la manera positiva de influenciar en su mente para que sean unos profesionales para el país.

¿Ves en tus estudiantes a tus hijos?

Sí. Los veo cuando hay problemas, muchas veces por inmadurez. Les puedo hablar con toda la confianza como madre de dos adolescentes para darles las herramientas a todos los atletas. Hay mucho consejo, palabra y consuelo. Buscamos la mano que les ayude, y no volverles a fallar. Nuestro puesto es más de consejería y psicología en la edad universitaria.

baloncesto
Mari Batista vive una nueva experiencia en su extensa carrera en el deporte: directora atletica de la Universidad del Sagrado Corazón. Foto: archivo Sagrado

¿Cómo te sientes al regresar a Sagrado?

Para mí, regresar a mi Alma Mater es lo mejor. No me veía como directa atlética de otra institución. Yo le tengo que dar gracias a una persona que hace posible que el deporte esté en Sagrado, la Hermana Socorro Juliá R.S.C.J. Ella ha sido el alma defensora del deporte en Sagrado. Ha buscado el dinero para las becas en el deporte. Para mí, es una manera de agradecerle a ella todo.

Al lado de tu oficina tienes la piscina que entrenaste para darle gloria a Sagrado, ¿te inspira en tu trabajo?

A la natación le tengo su cariño y aprecio. Es mi deporte, pero me ha llevado a interesarme por otras disciplinas equitativamente.

¿Sagrado volverá a ser campeón?

El año que viene podemos estar de vuelta en semifinales en voleibol, aunque este año nos quedamos fuera. En todos los deportes estamos trabajando. No puedo construir el mundo en un año, pero sí trabajar para volver a nuestro sitio.

¡Suscríbete a inSagrado!

Recibe nuestro correo semanal con lo mejor de nuestras noticias y actividades.

Please enter a valid email address.
Something went wrong. Please check your entries and try again.
Ir arriba