Proyecto innovador que apoya la sostenibilidad en Sagrado | inSagrado

NOTICIAS • EVENTOS • TODO LO "IN" EN SAGRADO

Proyecto innovador que apoya la sostenibilidad en Sagrado

“Génesis” busca fomentar hábitos de consumo sustentables en el ecosistema estudiantil a través de incentivos y manifestaciones de arte. 

Por Melissa Mercado Caraballo 
Centro de Innovación Colaborativa Neeuko

Santiago Ramírez Ávila es conocido en el Centro de Innovación Colaborativa Neeuko por su dedicación y esfuerzo en el área de la innovación y el desarrollo sostenible. A lo largo de sus años de educación académica en Sagrado, este joven oriundo de Colombia ha creado una estrecha relación con el equipo del centro, la cual ha desembocado en alianzas y desarrollo de ideas innovadoras. Ahora que culmina sus estudios universitarios se encuentra forjando Génesis, uno de los proyectos más importantes de su carrera, en colaboración con la entidad Eco Innovation Network.

Esta red se creó “con el propósito de fomentar el liderazgo de jóvenes y comunidades en las áreas de innovación y emprendimiento en favor de la protección ambiental y el desarrollo sustentable en América del Norte”, así como para facilitar “el establecimiento de centros para la innovación orientados hacia el crecimiento sustentable en la región, que además estarán interconectados con el fin de que compartan recursos, conocimientos y oportunidades”. Santiago comenzó a formar parte de esta iniciativa desde el 2020, motivado por aprender de la mano de personas altamente capacitadas en el campo y por un deseo de encontrar las formas más aptas de trabajar la sustentabilidad en Puerto Rico. 

Neeuko conversó a distancia con este joven sobre su nuevo proyecto, su experiencia con el equipo del centro y su visión en torno a la sustentabilidad en Puerto Rico.

Santiago Ramírez Ávila. (Foto suministrada)

La ruta hacia la alianza

Neeuko: ¿Cuál es tu historia y relación con Neeuko y Nuestro Barrio? 

Santiago: Mi historia con Neeuko empezó con un proyecto para una clase de la profesora Reina de Lucca, ahí conocí las instalaciones del FabLab. Después, empecé a montar una empresa de venta y distribución de brownies en la universidad, y cuando Gemarilis Ruiz, del equipo de Neeuko, vio lo que yo estaba haciendo me sugirió que pidiera una consultoría con Neeuko. 

Asistí a la consultoría, y de ahí se me ocurrió realizar una tarjeta rewards para mis clientes. Las tarjetas fueron un éxito y le dieron mucho más profesionalismo e ingresos a mi empresa. Luego hice parte de La Cepita, una iniciativa para ser parte de una incubadora express con Nuestro Barrio.

A principios del 2020, sin darme cuenta, Neeuko y Nuestro Barrio estaban ya dentro de mi día a día. Tomaba clases con Ana Serrano, de Nuestro Barrio, estaba trabajando un proyecto con Gemarilis Ruiz y Daniel Ventura, me había vinculado con la red de Eco-Innovación y estaba participando de mentoría. Comencé, además, a formar parte del equipo de trabajo de Nuestro Barrio con La Cepa y así fue desarrollándose cada vez más la relación con Neeuko, Nuestro Barrio y sus equipos de trabajo. 

N: ¿Cómo llegaste a participar de Eco Innovation Network y cuánto tiempo llevas formando parte de esta red? 

S: Me vinculé con el Eco Innovation Network gracias a Javier de Jesús (director de Neeuko), quien me refirió a los directores de esta red, y gracias a los diferentes esfuerzos de emprendimiento e innovación que he realizado en la universidad. Estoy vinculado como embajador de la red desde enero del 2020, y ha sido una experiencia de mucho crecimiento personal y profesional. 

N: ¿Qué te motivó a participar de Eco Innovation Network?

S: Mi principal motivación era el factor de conectar con profesionales de diferentes partes del mundo y compartir con ellos mis ideas sobre cómo se puede innovar y emprender sustentablemente en Puerto Rico. También, recibir su retroalimentación, consejos y mentoría constante. Por otra parte, considero que Puerto Rico está teniendo una creciente tendencia por este tema en los últimos años, es ahí donde me inspiro a seguir participando del Eco Innovation Network, para educarme de la mano de los mejores y poder ayudar a Puerto Rico a ser una isla más consciente de las necesidades ambientales, culturales y económicas.

N:¿Qué rol desempeñas dentro de Eco Innovation Network y cuántas personas participan de la iniciativa? 

S: Actualmente soy Youth Ambassador de la red y me encuentro desarrollando un proyecto llamado Génesis, en colaboración con Eco Innovation Network, Neeuko y la Universidad del Sagrado Corazón. En adición a mí, hay cuatro jóvenes más que también son embajadoras de esta red. 

N: ¿Qué proyectos e interacciones han tenido tu equipo y tú con Eco Innovation Network? 

S:  A lo largo de estos ocho meses me he encontrado desarrollando dos proyectos de la mano con Eco Innovation Network: 

– El proyecto Génesis, que busca fomentar hábitos de consumo sustentables en el ecosistema estudiantil a través de incentivos y manifestaciones de arte. 

– The Biosphere Movement, un proyecto cuyo fin es reforzar las campañas ambientales a través de las redes sociales. 

Además, he tenido más de 20 interacciones con profesionales de la sustentabilidad alrededor del mundo y he participado en más de cinco webinars y cursos enfocados en innovación, emprendimiento, sustentabilidad y diseño. Por otra parte, he tenido mentoría constante durante todos estos meses con el proyecto Génesis, por parte de los miembros de la red. Dentro de las interacciones más significativas quiero destacar la relación con los demás embajadores de Canadá, México y Estados Unidos, ya que ellos han sido parte crucial para el desarrollo de mi proyecto, brindándome su retroalimentación y poniendo sus talentos al servicio de la sustentabilidad en Puerto Rico.

Génesis: en ruta a crear conciencia desde el ecosistema estudiantil

La motivación detrás del proyecto Génesis nació de un viaje a Cali, Colombia. Allí, Santiago vio una máquina llamada Ecobot, la cual daba descuentos a estudiantes universitarios por reciclar botellas con esta. Tras quedar impresionado con el invento, comenzó a preguntarse de qué forma podría implementar esa idea contextualizada a la cultura, las herramientas y los talentos de Puerto Rico. Otra influencia para su proyecto fue la exhibición HYxOFFTheWALL, de Willie Cole en Nueva York, donde las obras se componen de materiales reciclados. A partir de esa experiencia hizo la vinculación donde los elementos adquiridos por Génesis podían ser transformados y utilizados como materia prima para la creación de obras de arte con conciencia ambiental

N: ¿Qué es el proyecto Génesis?

S: El proyecto Génesis se compone, primeramente, de una máquina que funciona como una máquina dispensadora, pero invertida. Esta recolecta, de forma separada, las botellas de agua limpias y sus tapas para almacenarlas cerca del Centro Sofía. Luego de esto, se pasa a una pantalla interactiva, donde se lleva a cabo un conteo (por medio del ID de estudiante) de la cantidad de botellas que están siendo recicladas con Génesis y se procede a presentar una animación en la pantalla, con imágenes y vídeos informativos. De esta forma se le presenta al usuario, de forma interactiva, el impacto positivo que está teniendo en el medio ambiente. 

Una vez terminada la animación, entramos en la tercera fase de la máquina. En esta, Génesis dará incentivos -en forma de cupones- de compañías vinculadas con el proyecto, las cuales en su mayoría serán aledañas a Sagrado. Se estará llevando a cabo un conteo de botellas de agua que cada estudiante estará reciclando. Cada botella reciclada será equivalente a 500 puntos, ya que esa es la cantidad de años promedio que tarda una botella de plástico en descomponerse. Estos puntos podrán ser redimidos por mercancía y tres coolers de diferentes tamaños, para de esta forma incentivar el desuso de los plásticos de un solo uso, dándoles la herramienta para reciclar y reusar. 

N:¿Qué visión tienes con el proyecto en relación con el impacto que pueda tener en la comunidad y en Sagrado? 

S: A partir de los resultados obtenidos por la máquina, se espera construir una red de artistas, empresas y universidades que trabajen en colaboración para incentivar los principios de sustentabilidad en el ecosistema estudiantil por medio del arte. Estoy enfocando este proyecto primero en Sagrado, para después ir llevándolo a otras universidades, con un tamaño y una matrícula similar a la de Sagrado. La meta es que, al cabo de cinco años, podamos tener aproximadamente ocho recintos operando con la red Génesis. 

Estoy enfocando, primeramente, en la presencia de Génesis en instituciones universitarias y escuelas superiores, para ir impactando la cultura de sustentabilidad en las próximas generaciones a través de la educación y los incentivos. Esto, con el propósito de ir creando hábitos de consumo responsable, conciencia ambiental y principios de sustentabilidad en las próximas generaciones. 

N: ¿Cómo Sagrado y Neeuko te han apoyado durante tu desarrollo en el proyecto y en general? 

S: Neeko ha sido el colaborador más importante que he podido tener dentro de la realización de este proyecto. Desde los inicios del proyecto, Gemarilis, Daniel, Marlyn, Ana y Javier de Jesús han estado apoyándome, ayudándome con los prototipos, proveyendo webinars de diseño y sustentabilidad, dándome su feedback acerca de los cambios que ha tenido el proyecto, orientándome en la manera adecuada a la hora de redactar una propuesta y todas las ramificaciones que van saliendo de una idea. 

Ellos han sido las personas que me han orientado, motivado y ayudado a poder desarrollar adecuadamente el proyecto. Estoy sumamente agradecido de haber dado con estas personas tan talentosas.

N: ¿Qué les aconsejas a los estudiantes que quieran emprender e innovar? 

S: Yo creo que el mayor consejo que le puedo dar a los estudiantes para innovar y 

emprender es que sueñen, que sueñen primero cómo ser mejores personas y profesionales, y también sueñen y visualicen cómo pueden hacer el bien para ellos y para la comunidad. También, que le den rienda suelta a su imaginación; el cielo es el límite y una vez tienes un sueño o una meta clara y definida ya puedes ir construyendo el camino que vas a recorrer para alcanzarla. Deben estar seguros y confiados de lo que están haciendo, porque si estás seguro vas a ir trabajando por tu meta, y en el camino irás encontrando un equipo de trabajo que te ayude a materializarlas.

Como Santiago, hoy muchos jóvenes buscan innovar de forma consciente para ayudar tanto a Puerto Rico como al resto del planeta en su lucha contra la contaminación y el cambio climático. Lo que empieza como una intención puede, con el apoyo adecuado, convertirse en un modelo de cambio y acción. En momentos tan retantes como los que vivimos son esas ideas las que nos ayudan a continuar y progresar de una manera sustentable. Tu sueño podría ser la próxima herramienta que necesitamos para tener un mejor país. 

¡Suscríbete a inSagrado!

Recibe nuestro correo semanal con lo mejor de nuestras noticias y actividades.

Please enter a valid email address.
Something went wrong. Please check your entries and try again.
Ir arriba Ir al contenido